Cremas para las cicatrices

El cáncer de mama me dejó dos recuerditos: la cicatriz de la operación y la del cateter. Antes de la operación pensaba que iba a quedar como Frankenstein, pero la verdad es que son bien pequeñitas.(Un gran lección que aprendí de todo este proceso es que SIEMPRE lo que uno imagina es infinitamente mayor a lo que sucede) La del cateter casi ni se nota, la que está en mi boobie se nota un poco más. Ya ha pasado 1 año y las veo como parte de mí, no me molestan, aprendí a quererlas y aceptarlas. Pero eso no quiere decir que no haya hecho nada al respecto para atenuarlas.

Mi dermatóloga me recomendó dos productos: Cicapost del laboratorio Isdin y Prosil de Dispolab.

El Cicapost es una crema con un suave olor a rosas  que se absorbe rápida y completamente. Viene en un envase tipo pasta de dientes y me duró casi 1 año. Contiene: aceite de rosa mosqueta, vitamina E y centella asiática. Se supone que debe usarse 2 veces al día, pero yo la uso sólo en las mañanas porque en la noche ocupo aceite de rosa mosqueta. Vale unos 12 mil pesos chilenos aproximadamente.

cicapost

Luego que el Cicapost se ha absorbido bien me aplico el Prosil, que viene en formato de labial, así que es súper cómodo y rápido. El único ingrediente en su composición es silicona y tiene la textura de una cera, no mancha, es invisible y no tiene olor. También se debe aplicar dos veces al día, pero yo lo hago sólo una. Vale 20 mil pesos chilenos aproximadamente. Recomiendo cotizar en las farmacias antes de comprarlo, porque la primera vez que lo compré  estaba en promoción a 8 mil. También dura 1 año aprox.

prosil

En las noches ocupo aceite de rosa mosqueta de la marca Australis, que venden en Farmacias Knop. El frasco vale 3.500 pesos aprox y me dura mes. Pero es porque además lo uso para el rostro o el cuerpo. Tiene un olor fuerte, pero no es malo. Me gusta esta marca porque es orgánico, contiene no tiene excipientes y es prensado en frío. Lo uso en la noche porque como es aceite demora más en absorberse, pero no mancha la ropa.

aceite_rosa_mosqueta_unit Australis

Estos productos se pueden comenzar a utilizar una vez que la piel ha cicatrizado completamente, nunca sobre una herida abierta.

Otra cosa importante es proteger las cicatrices del sol. En mi caso, la más expuesta es la del cateter y como los rayos UV atraviesan la ropa, en verano usé la barra protectora de Vichy factor 50. También viene en formato de labial y es súper práctica para aplicarla y llevarla a todos lados. Es invisible, no mancha y se puede usar en el rostro o en los labios. También me duró casi 1 año.

vichy

Para Ser Bella 3

Tercer post publicado en el blog Para Ser Bella:

http://www.paraserbella.com/lucha-contra-el-cancer-de-mama-los-dias-despues-la-quimio-ac/

Captura de pantalla completa 18-11-2014 224435.bmp

Lucha contra el cáncer de mama: los días después de la quimio AC

 

Para Ser Bella 2

Segundo post publicado en el blog Para Ser Bella

http://www.paraserbella.com/octubre-mes-de-la-lucha-contra-el-cancer-de-mama-la-primera-quimio/

Captura de pantalla completa 18-11-2014 223635.bmp

Octubre, mes de la lucha contra el cáncer de mama: La primera quimio

31 OCTUBRE, 2014

Al mes de la cirugía comencé con quimioterapia preventiva. ¿Por qué preventiva? Porque mi cirugía fue curativa: extirparon el tumor y se fue el cáncer. Afortunadamente mis ganglios estaban sanos, pero existía la posibilidad de que alguna célula cancerígena del tumor haya salido por vía sanguínea o linfática y que en los próximos años se transforme en otro tumor.

Por eso me indicaron 4 ciclos AC (adriamicina y ciclofosfamida) cada 21 días y 4 ciclos de Taxol. Reconozco que el primer día estaba nerviosa porque no sabía cómo iba a responder mi cuerpo. También me preocupaba cómo sería la caída del pelo. Durante todo el post operatorio estuve súper bien anímicamente, feliz porque el cáncer se había ido de mi cuerpo. Pensé que podría deprimirme al verme pelada al espejo, afortunadamente, no fue así.

Lo primero es el pinchón en el catéter. Me lo pusieron durante la cirugía, por lo que sólo tenía 1 mes y la zona estaba sensible. El catéter es como una especie de botón que insertan en tu cuerpo, va anclado al músculo pectoral y conectado a las venas subclavias, las cuales se conectan a su vez con la vena cava que va directamente al corazón. Es en el catéter donde inyectan las drogas de la quimio, no lo hacen directamente en una vena del brazo porque las drogas son tan fuertes que las destruyen. Cuando me pincharon grité de dolor (y eso que no soy alharaca) y la zona quedó doliendo por 10 minutos aprox. Pero no siempre duele, a medida que pasa el tiempo cada vez duele menos.

Lo primero que pasan es suero, luego la dexametasona (corticoide para evitar reacciones alérgicas y náuseas), ondansetrón (antiemético, para no vomitar) y famotidina (para proteger la mucosa gástrica), todo ese proceso dura 1 hora.

Luego, comienzan con las drogas de la quimioterapia. La primera es la adriamicina, un líquido naranjo, del mismo color que la Fanta. De hecho, con los días te vas poniendo naranja, la piel queda como si te hubieras puesto un bronceador sin sol. Al más puro estilo de Luis Miguel en los 80. No sentí nada especial con esa droga.

Luego vino la ciclofosfamida. Antes de que la droga empiece a pasar, la enfermera te pasa un chicle de menta para que mastiques. Como la ciclofosfamida es un derivado del gas mostaza, una vez que entra en tu sangre, pasa a los pulmones y cuando exhalas, botas un aire picante que te hacer arder los ojos. Se siente como si hubieras masticado un  pedazo de wasabi o hubieran tirado una bomba lacrimógena a un par de cuadras. A los 5 minutos me sentía mareadísima, no podía mover la cabeza porque me mareaba, tenía que dejar la  vista fija o estar con los ojos cerrados. El cambio que sentí en mi cuerpo fue inmediato.

Entre todo el suero que te pasan, y como las drogas también son líquidas, dan ganas de ir al baño a cada rato. Además, yo siempre llevaba mi botella de agua, porque mientras más aguas tomes, más rápido te desintoxicas. Con este ciclo tienes que aprovechar de tomar mucha agua antes y durante la quimio. Como yo sentía muchas nauseas, los 6 días posteriores tomaba muy poca. A los 10 minutos tuve que ir al baño nuevamente y al mirarme el espejo era otra: mi piel estaba gris (y no exagero, tengo testigos), los labios pálidos y con las ojeras muy marcadas. No era la misma persona que había entrado a la clínica esa mañana, no sólo en lo físico. La energía también era distinta.

Consejos:

– Llevar agua para tomar durante la quimio.

– Llevar una colación (son entre 3 y 4 horas que estarás ahí). Idealmente algo de lo que no seas fanática. A mí me pasa que si como algo y estoy con náuseas, mi organismo después lo rechaza y pueden pasar meses o años incluso para volver a comerlo sin problemas. Yo llevaba galletas de arroz inflado sin sal (como te aplican corticoides lo ideal es comer con muy poca sal para que no te hinches, en mi caso, con los ciclos AC no me inflé para nada, con el Taxol sí, pero poco) Las galletas de arroz inflado son de sabor neutro, bien fomes en realidad, es como comer plumavit.

– Llevar un chicle de menta para no sentir los vapores picantes de la ciclofosfamida cuando exhalas. A veces las enfermeras no tienen.

-Llevar ropa con escote en V o blusa abotonada de manera que las enfermeras puedan acceder fácilmente al cateter y tú también estés cómoda. Si las enfermeras no pueden acceder al catéter cortan la ropa con tijera.

-Ir acompañada y llegar a descansar a casa. Sentirás mucho sueño.

-Que te regaloneen mucho esos días.

Los desodorantes y el cáncer de mama

Si bien no hay estudios concluyentes que relacionen el uso de desodorantes con el cáncer de mama porque los resultados son contradictorios, como dice la sabiduría popular “ante la duda, abstente”. Así que desde que me diagnosticaron el cáncer de mama cambié el que usaba por uno libre de parabenos y sales de aluminio.

Los parabenos son disruptores hormonales, es decir, interfieren en el sistema hormonal ya sea por bloqueo o aumento de niveles hormonales. Se utilizan en la industria cosmética como conservantes y actúan aumentando los niveles de estrógenos en el cuerpo. Como mi tumor tenía receptores de estrógenos prefiero evitarlos.

El aluminio tiene efectos estrogénicos, es decir, aumenta el estrógeno en el organismo y se utilizan para impedir que el sudor fluya a la superficie de la piel.

Comencé a utilizar el desodorante Citrus de Weleda, pero me abandonaba. Luego, lo cambié por el T´eo deo y Aromaco de Lush, y lo mismo, no eran muy efectivos. En ese minuto fueron los únicos desodorantes sin parabenos ni sales de aluminio que encontré en el mercado.

Hace unos meses encontré en la Farmacia Knop el desodorante Naturally Fresh, que no tiene parabenos ni sales de aluminio y viene en varias presentaciones: barra, roll-on y spray. Es hipoalergénico y no testeado en animales. Si abandona o no, no lo sé, porque con la quimio la transpiración no tiene olor. Supongo que debe ser porque toda la flora bacteriana del cuerpo muere. (Son las bacterias las que producen el olor, no el sudor propiamente tal). No recuerdo el precio, pero no eran más de 4 mil pesos chilenos. Si saben de un desodorante libre de parabenos y sales de aluminio, por fa, dejen el dato en la sección de comentarios.

Naturally-Fresh-Roll-On-Deodorant-Crystal-732168321450

Aquí encontrarán un artículo en español del Instituto Nacional del Cáncer de Estados Unidos sobre las conclusiones de diversos estudios científicos sobre la relación del cáncer de mama y el uso de desodorantes.

La quimio y el cuidado de la piel

Mientras estuve con el ciclo AC con la adriamicina la piel se me puso naranja, como si me hubiera puesto autobronceante. Las pecas y manchas de la piel se acentuaron. Me pasa que con el sol me sale una mancha negra horrible en la zona del bigote  y también se acentuó. Así que usaba bloqueador aunque fuera para salir a la esquina. Es importante elegir uno que sea libre de PABA (es cancerígeno, actúa como disruptor hormonal). Al mes de comenzar con los ciclos de Taxol el color naranjo de la piel se fue al igual que las manchas. O sea, no es que hayan desaparecido, si no que volvieron a la intensidad que tenían antes de la quimio.

No recomiendo ninguno en especial porque hasta el momento no he encontrado el bloqueador que no me deje blanca como mimo ni brillante. (Hay uno que cumple con esos requisitos pero tiene PABA y parabenos. Si Uds. conocen alguno, please, dejen el dato en la sección de comentarios)

mimo

Con la quimio la piel puede ponerse un poco más seca también. Es importante usar crema hidratante. Para el cuerpo usaba Complex 15 (en farmacias) una crema dermatológica que no tiene absolutamente ningún olor. Muchos productos dicen que no tienen olor, pero sí tienen, lo que pasa es que no tienen perfume, pero no es lo mismo. Esta crema es genial porque además de que no huele a nada, deja la piel súper humectada y no es pegote. No contiene parabenos ni aceites minerales. Lo que hace es restaurar y mantener el balance de la humedad natural en la piel y es apta para pieles sensibles. Para el rostro ocupé la misma crema que usaba antes de la quimio: super multi corrective cream de Khiel’s y para los ojos: advance night repair eye de Estee Lauder.

Aunque uno esté pelada igual hay que limpiar el cuero cabelludo. Hay que usar uno de bebé o uno que sea muy suave, yo usé el shampoo de avena de Weleda.  El jabón que ocupo es uno baratísimo y lo uso hace años porque no me irrita ni me reseca la piel. Es de glicerina con aceite de coco y sin alcohol, marca Fasa y lo venden en Farmacias Ahumada (Chile). Vale 650 pesos.

BLOG

Ojo con el alisado con queratina o “alisado brasileño”

El alisado brasileño o alisado con queratina tiene entre sus ingredientes polímeros de dicha proteína que se adhieren a la fibra capilar. Está aprobado por el Insituto de Salud Pública de Chile (ISP) y como ingredientes principales contiene: queratina y D-Pantenol.

En un principio este producto se fabricaba además con formaldehído o formol, un gas o líquido incoloro e inflamable. Esta sustancia, además de provocar reacciones alérgicas en la piel y ojos, también puede provocar cáncer, según la U.S National Library of Medicine. El Programa  Nacional de Toxicología de EUA lo asocia específicamente a cáncer de garganta, nariz y sangre.

Pero, a pesar de esta evidencia, la agencia internacional Enviromental Working detectó que muchos envases, de diversas marcas, dicen ser libres de formaldehído, pero incluyen Methylene glycol, una mezcla de formol con agua cuyos efectos son los mismos que el del formaldehído.

Además, existen otros químicos que tienen un efecto similar o liberan formol, pero que son utilizados bajo otros nombres. Esto resulta peligroso porque se ofrecen como libres de formol, pero no informan la concentración en la que están siendo aplicados. En Chile sólo se admite 0.2%.

Los compuestos que liberan formol y que hay que evitar son:

– Glicol de metileno

– Aldehído fórmico

– Oximetileno

– ácido timinácico, entre otros

Fuente: Revista Ya